Orphan Black, una grata sorpresa


Cuando BBC America sacó el trailer de Orphan Black, una de sus primeras series de producción propia, la cosa no me pareció para echar cohetes. A grandes rasgos sería un: Una mujer presencia el suicidio de otra en el metro, pero “oh sorpresa” es idéntica a ella. A partir de ahí adopta su identidad y descubre que hay un puñado de mujeres exactamente iguales, son clones. La trama de base tenía chicha y aunque se trate de BBC America el peso de la calidad británica lo avalaba, y sin embargo tenía toda la pinta de quedarse en algo entretenido y poco más, otro Continuum. 

Pues bien, tras la emisión anoche de la Season Finale puedo decir con rotundidad que me trago mis palabras. No es que Orphan Black sea la serie de mi vida pero sí que se ha convertido, como quien no quiere la cosa, en uno de los dramas que pillaba con más ganas. La serie cuenta con tramas bien llevadas que, si en algunos casos se quedan en lugares comunes de este tipo de serie, funcionan muy bien a nivel estructural. En un principio la trama gira en torno a ir descubriendo nuevos clones pero pronto la intriga resulta la búsqueda de respuestas de las protagonistas. Quién las ha creado, por qué y en quién pueden confiar. Todo esto se construye mediante a pequeñas tramas individuales que dotan de bastante dinamismo a la serie: Alison y el secuestro de su marido, la investigación de Casima, Sarah haciéndose pasar por policía… todo encaja de manera efectiva y ninguna trama parece metida con calzador o puro relleno. Además, todavía es pronto para augurar nada pero tampoco parece el tipo de serie que abre mil tramas misteriosas sin saber a dónde quiere ir a parar.

Orphan Black

Es cierto que toda la premisa suena a algo que ya hemos visto antes, pero la serie sabe tener una identidad propia y finalmente cuando inevitablemente te recuerda a Alias, Dollhouse o Dark Angel, lo hace de manera positiva ya que la serie crea un universo propio que se sostiene por sí solo. Sin llegar a cliffhangers JJAbrahamianos la intriga se mantiene de manera bastante efectiva a lo largo de los 10 capítulos que dura la temporada y me alegro muchísimo de que la hayan renovado para una segunda.

No se puede hablar de esta serie sin destacar la tarea de Tatiana Maslany, ya que todo el peso de la serie recae sobre la actriz. Ya sea como punkarra, como policía depresiva, madre poligonera, científica hippy, alemana, asesina trastornada… el simple hecho de que se nos olvide que todos estos papeles están interpretados por una sola actriz ya es como para quitarse el sombrero. Es cierto que al margen de Sarah el resto de personajes son bastante planos a priori pero la actriz es capaz de dotar a cada una de ellas de gestos, tonos y sutilezas totalmente diferenciadas haciendo un trabajo impresionante. De hecho, incluso interpreta en varias ocasiones a uno de los clones haciéndose pasar por otro… mira, OLE TÚ.

En conclusión, sin duda una buena recomendación para la época veraniega de series en la que siempre escasea más la lista de capítulos pendientes en el ordenador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • @Leodyn

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: