Misfits: La nueva cantera sorprende para bien


Cuando una serie centrada en un grupo concreto de personajes pierde a uno de ellos suele pasar por momentos decisivos donde la habilidad de los guionistas se pone a prueba. El progresivo declive de Skins generación tras generación podría ser un ejemplo, aunque la segunda aún mantenía el listón bien alto. Pero la hermana pequeña de Skins, Misfits, ha sabido hacer lo que nadie esperaba: la cuarta temporada arranca con sólo uno de los cinco miembros originales del grupo (y el más soso de los cinco, por qué no decirlo) y sin embargo en tres episodios ha demostrado que la serie está mejor que nunca.

Cuando terminó la segunda temporada Misfits se despidió de Nathan, su personaje central y que terminaba acaparando casi todo el cariño de los fans. Se trata de una serie coral, pero el carisma que termina siendo el tono y seña identificativo de la serie lo personificaba Nathan. Y ahí entra el sendero peligroso, con cuatro personajes que quedan cojos sin la réplica cómica decidieron introducir a Rudy, un nuevo perturbado para el grupo. El público se enfureció, aunque Nathan tuvo una despedida bien bonita con su mini episodio web que servía de lazo entre la segunda y tercera temporada y que introducía a Rudy. Pero por mucho cariño que tuvieras por Nathan no se podía negar que Rudy era un personaje redondo. Con sus múltiples personalidades, cumplía la función de Nathan en el grupo pero no por ello nos parecía una copia barata, tenía su propia personalidad.

¿Qué sucede? Que la tercera temporada termina con la muerte de Alysha y con Simon atrapado para siempre en un eterno bucle temporal, y su último plano mostraba a un posible nuevo grupo para la siguiente temporada: Curtis, las dos personalidades de Rudy y una Kelly que había ido creciendo con el paso del tiempo y se había ganado a pulso un posible puesto central en el grupo ya sin Nathan ni Simon de por medio. Pero la actriz anunció que dejaba la serie, y cundió el pánico. Se anunciaron dos nuevos fichajes, y aunque venían de series de gran calidad como Shameless o Hit and Run, era normal desconfiar.

Pues donde dije digo digo Diego, y me quito el sombrero ante los tres primeros episodios de esta cuarta temporada. El personaje de Jess es totalmente encantador, cumpliendo con parte de lo que aportaban Kelly y Alysha en un sólo personaje y con una personalidad propia arrolladora. Y Finn funciona perfectamente como contrapunto, más cercano al Simon del principio pero con una identidad única también, ayudada por ese acento que no sé de dónde será pero le viene que ni pintado a la serie.

Al margen de los personajes, las tramas han sido episódicas como la mayoría de la serie, centradas en un personaje externo relacionado con los poderes que pone a los personajes en situación (el hombre del maletín, la novia secuestrada y el tercer Rudy).

Sin embargo estas tramas episódicas aparecen más entrelazadas entre ellas que hasta ahora, plantando la semilla en un episodio sobre lo que se centrará uno próximo. Parece una tontería, pero esto hace que aunque la serie siga siendo las aventuras de un grupo de amigos con poderes ya no parecen historias inconexas sueltas, sino una serie.

El primer capítulo, con esas versiones de la historia que parecían muñecas rusas, sin seguir un orden cronológico enriqueció mucho el regreso de la serie. Una manera perfecta de introducir a los nuevos personajes, relacionarlos de manera definitiva con los anteriores, justificar la ausencia de Kelly y de paso volver a ver a su novio en un par de episodios. El segundo estuvo a la altura, pero el tercero, con el tercer Rudy y momentazos como el de la Macarena, bestial.

De momento no pido más, de hecho prefiero a los tres novatos que al veterano que queda porque Curtis me parece mero accesorio. Sobre los secundarios, Lola parece que dará mucho juego, el nuevo Provison Worker y su capacidad de “ver vuestras almas” curioso al menos en especial con su relación con Finn, y el camarero Alex también despierta interés.

En fin, larga vida a los fucking wankers y vayámonos todos a comer Cornettos.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Misfits: La nueva cantera sorprende para bien”
  1. Me alegro de no ser el único que está feliz de ver rostros nuevos que funcionan tan bien. Para mi el gran problema de la tercera temporada fue el presentar a los personajes icónicos completamente cambiados (Simon tenía confianza, Kelly era menos choni y Alisha menos… liberal). Un reset en la tercera temporada con personajes completamente nuevos hubiera sido lo correcto.

    De hecho en esta cuarta, Curtis es el único fuera de lugar ya que las relaciones Rudy-Finn, Rudy-Jess o Finn-Jess funcionan perfectamente. Espero que mantengan el nivel y añadan poco a poco amenazas de mayor peso… nunca hemos tenido un gran villano hasta la fecha.

    P.D. pequeño fallo, la serie de Karla Crome era Hit & Miss no Hit & Run. Merece muuuuuucho la pena.

  2. Ido_lennon dice:

    Yo siempre amaré a Nathan… pero doy mi aprobación a la cuarta temporada!!

  3. Alicia Serrano dice:

    para mi la ida de nathan fue una mierda! no lo soporte, me dolio mucho. el de verdad se habia ganado mi total simpatia. y en verdad eso de q solo quede curtis de los originales me parece de la mierda, siento que juegan con mis sentimientos estos putos guionistas que no hacen nada para mantener a tan buenos actores y asi continuar con los personajes originales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • @Leodyn

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: