Festival de Series: Día 1, BirraSeries entre Metanfetanina y Niños Hostiables


Antes de nada, perdón por la tardanza pero mejor tarde que nunca. Aquí tenéis el primero de los artículos dedicados al genial Festival de Series al que Ariadna y yo tuvimos el placer de asistir. Antes de nada, el genial vídeo con el que comenzó el evento:

El Festival de Series de Canal + empezó el viernes por todo lo alto, haciendo primer Trending Topic a #BirraSeries en apenas una hora, más de 1500 tweets contabilizados por La Parabólica. Bueno, los que lo hicimos TT fuimos nosotros, que la sala estaba llena de móviles que echaban chispas y en muchas ocasiones el panel del timeline que ocupaba el fondo del escenario robaba la atención al coloquio. Es lo que pasa cuando el aforo de 170 personas se llena de lo más freak del mundillo (freak aceptado como el mayor piropo que te pueden decir) y una moderadora tan txatxi (porque es que era muy txatxi la chica) como Laia Portaceli reúne a 9 de los bloggers más destacados:

Mariló García, de Yonomeaburro
(Por si no lo he dicho ya un millón de veces, adoro a esta mujer)
Miriam Lagoa, de Quinta Temporada
Javi Riestra, de TodoSeries
Isabel Vázquez, de Kubelick
Pilar Baena, de BirraSeriesSevilla y FrikArte
Noelia Rodriguez, de BirraSeriesAsturias
Sara Bureba, de Series de Bolsillo
Laura Blanco, de BirraSeriesBarcelona
Javier Palomino, de la Parabólica

Al principio parecía que nos habíamos metido a una boda a la que nadie nos había invitado porque había muy buen rollito y todos parecían amiguetes, pero fue regalarnos un par de cervezas y sobre todo LOS CARAMELOS DE BREAKING BAD, que ya estábamos en familia. La verdad que fue todo un gustazo escuchar a este pequeño consejo de sabios, Isabel Vázquez y Javier Palomino dos grandes descubrimientos, otros little crushes para la lista.

Tal y como dijo Laia, sólo había dos reglas: No pegarse/insultarse (aunque esta era opcional) y beber cada vez que alguien dijera Lost/Perdidos (esta sí que era obligatoria), así que esto se terminó pareciendo mucho al ButUm de How I Met Your Mother, cuando todos bebían con la muletilla de Robin.

Sobre la “nueva cosecha” de esta temporada

Dos de los estrenos que más llamaron la atención en la charla fueron 666 y Arrow, pese a que parecía que había consenso en afirmar que ninguna de las dos era nada del otro mundo, pero un torso como el del protagonista de Arrow justifica cualquier guilty pleasure y todos los gritos que se escuchaban en el estreno de su piloto en el festival. Definir el lugar del terror en la ficción televisiva daba un punto a favor de 666, aunque muchos coincidieron en la necesidad de una serie de género que acojone de verdad, ¿Podría ser la Scream que prepara la MTV? Kevin Williamson, danos una alegría anda. Personalmente me gustó la reflexión de que no todos los años van a ser 2004, y que “Hay que dar tiempo a la cosecha para que madure“.

¡Qué grandes Noelia y Sara!

¿Es la televisión la nueva meca del cine?

Un tweet contundente: “El cine ha muerto, dicho en una sala de cine” resumía otro de los temas tratados en la tarde de ayer. Teniendo en cuenta la calidad (tanto técnica como narrativa) de muchas de las series actuales, la ficción televisiva cada vez parece menos una hermana menor del cine y en casos como el de la HBO, se come al cine con patatas. Gracias a ello cada vez podemos ver más a menudo a estrellas del cine actuando en televisión, pero sigue manteniéndose el prejuicio de que la tele es para estrellas acabadas. Nicole Kidman se pasea por los Emmys como quien no quiere la cosa, en plan “no me saquéis mucha foto que esto son los Emmys”.

Para apoyar estas ideas ejemplos de éxitos y fracasos. El papelón de Claire Danes en Homeland relanza a una joven promesa que se estaba quedando en el “limbo de Neve Cambell”: actrices que parecen que sí, pero no terminan de. También tenemos ejemplos fallidos como Dustin Hoffman y su paso por la caja tonta: “No sé nada de televisión y me daba miedo”.

La marca de autor en la televisión: ventaja e inconveniente

Las Sorkinadas no podían pasar desapercibidas en un encuentro friki como éste, y mi amor/odio por The Newsroom parecía bastante generalizado en la sala. Los autores consagrados en la televisión, o los que tienen una clara marca identificable en sus obras, terminan siendo fácilmente reconocibles en sus series, pero ¿Esto es bueno o malo?

Series que vienen con la coletilla de “Lo nuevo de JJ Abrams”, “Ryan Murphy es el nuevo JJ”… llegar a tener un estilo tiene mucho mérito, pero en la actualidad esto puede llegar a ser negativo. El grupillo de Lindelof y compañía ha demostrado tener un talento excepcional para el tema de campañas virales y promoción, pero se comentó en la sala que se tendrían que dedicar a eso, que de desarrollar series saben poco.

Se acabó la incógnita de How I Met your Mother

Y hablando de autores el público clamaba desde el timeline. Dan Harmon (O Jamón, para los amigos) pese a no estar aún tan consagrado, y sobre todo Whedon. Josh Whedon, esas dos palabras que hace que su secta, cuyo paradigma tenemos en nuestra querida Ari, enloquezca. Con él el tema terminó desviándose un poco, y acabamos hablando de la relación lésbica que se intuía entre Faith y Buffy si leías entre líneas. La gente con los ojos como platos, y frases como “Un poco lesbiana no se es”, pero qué queréis que os diga yo le veía todo el sentido del mundo al rollete que se traían las dos cazadoras.

Los clichés y colectivos en televisión: Niños Hostiables

Y con el tema del amor lésbico pasamos al que dio más juego de toda la tarde: cómo ciertos colectivos son tratados en la ficción y cómo todo termina en clichés. Del que más tratamos fue la edad, en especial la categoría NIÑOS HOSTIABLES: ¿SE SALVA ALGUNO? Ancianos encerrados en el cuerpo de chavales como Manny en Modern Family, hijos que desaparecen como el chico de Homeland, absolutamente todo el elenco de Gossip Girl… jóvenes que viven solos sin que esto tenga ningún sentido (90210, Al Salir de Clase…), niños que sirven meramente de instrumento para las tramas de los adultos y demás cosas que querremos evitar cuando creemos una serie si no queremos que la destripen en los próximos BirraSeries.

Otra subsección sería el “síndrome de Dawn Summers”. La hermana pequeña de Buffy se pasó varias temporadas en ese quiero y no puedo en el que te sientes excluído porque la gente guay mayor se va a matar vampiros y tú te tienes que quedar en casa haciendo los deberes. Parece que el pequeño Henry en Once Upon a Time sigue por el mismo camino, al igual que Carl de The Walking Dead… oh wait, no, que el mocoso este que no es capaz de quedarse dentro de la puta casa,  ahora se ha vuelto un francotirador que liga con muchachas rubias, qué duro es crecer en un apocalipsis zombie. (A diferencia del Apocalipsis de los guapos como el de Revolution, donde sobrevivirás si vas siempre más mono que una miss Venezuela).

Pero entre tanto niño inaguantable también se salva gente. Hay niños hostiables que lo son porque han de serlo. Little Snow es “asquerosamente perfecta para el papel”, o incluso el propio R.R. Martin felicitó al actor que interpreta a Joffrey por conseguir que todo el mundo lo odiara.  Y por otro lado tenemos a esas raras excepciones que confirman la regla, la hija de Homeland, la familia de Shameless o Walter Jr. son raras joyitas que hay que preservar, aunque éste último se limite a desayunar constantemente como si de un Humphrey se tratara. Yo personalmente eché en falta alguna mención a Arya Stark, ídolo de masas.

En el lado opuesto tendríamos a la tercera edad, sector poco explotado que fue reivindicado en la sala. Tal y como decía Isabel Vázquez, si te preocupa que se te muera un actor octogenario en mitad del rodaje contrata a uno de 50 y caracterízalo, pero no dejes escapar las tramas tan ricas como las vistas en Arrugas.

Gays y Lesbianas y viceversa

Si hay un colectivo estereotipado ese es el homosexual. Series como The New Normal crean una trama en torno a ello, serie que pareció no tener buena acogida entre el público que la tachaba de “cliché incluso ofensivo”: El gay amanerado y el gay supuestamente machote como diciendo “ey, rompo el estereotipo, pero yo soy el hombre”. Sin embargo se comentó que una serie como ésta no podría existir en otro momento, nacida completamente a raíz del periodo electoral americano con un tema candente como este. Eso, y es Ryan Murphy. Pareció más fácil encontrar ejemplos de lesbianas normalizadas que en el caso de los hombres, aunque estas tengan menos visibilidad. En un tema como este, la mítica Queer as Folk debía ser nombrada.

Fue aquí cuando aprovechamos para aportar nuestro granito de arena al coloquio y desde We Heart Prime Time remarcamos cómo se sigue manteniendo la homosexualidad de un personaje como parte de su trama, y que en raras ocasiones se presenta como una más de sus características lo que supondría su total normalización. Destacamos el caso de  Friendly Tom en Lost (y aprovechamos para volver a beber), personaje cuya homosexualidad se indicaba entre líneas d emanera muy sutil y elegante, rompiendo todas las apuestas a que el gay de Lost sería alguien como Boone o Paolo. En ocasiones estas tramas están justificadas, y el caso de Ian Gallagher de Shameless fue uno de los más aclamados, pero creo que estamos lejos de la completa normalización que se predica.

Nuestro minuto de fama duró poco ya que fuimos eclipsados por el fenomeno fan de esa tarde, Trending Topic absoluto en la sala: la azafata rubia que pasaba el micrófono. Ajena a su notoriedad la muchacha se ganó el corazón (o algún otro órgano) de más de uno, y aunque nos dio penilla terminó siendo el ejemplo del cachondeo que se respiraba en el ambiente. Risas, Series y Birras, ¿Qué más se puede pedir?

¡Que viva #BirraSeries!

Nuestra otra aportación: Pedir la muerte de Serena

Anuncios
Comments
3 Responses to “Festival de Series: Día 1, BirraSeries entre Metanfetanina y Niños Hostiables”
  1. Ane Fano Dadebat dice:

    Yo odio a la segunda niña china de Modern Family. Es insoportable.
    También a los hijos de Farmacia de Guardia, y el niño de Homeland ha vuelto (primeros cinco segundos: ¿y este quién es? ¿el vecino?

  2. Ionbi dice:

    ¿La de Modern Family dices Lilly? Es la misma de siempre, ¿no?
    A mí me encanta Luke Dunphy, me lo pido como hijo. Y la pequeña Snow White es adorable. Arya Stark también mola, pero Joffrey es patada-en-la-boca, igual que Jamie Scott (OTH)

    • No, cambiaron de actriz cuando tuvo que empezar a hablar (lily).
      Luke y Arya molan, pero Snow White adorable? Si no fuera porque ya se sabe que sobrevive y que es Snow White de mayor, hubiera rezado para que LanaParrilla se la cargara. Y es lo que decía en el artículo, que Joffrey es patada-en-la-boca pero porque el personaje tiene que ser así, así que como personaje está de puta madre. Otra cosa es niños insoportables que además te los venden como “oh qué monos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • @Leodyn

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: