The OC, un sueño para recordar


Querida serie:

eres otra de tantas que me arruinó un poco la adolescencia; empezando casi por el final, me gradué en el colegio la misma semana que ellos y, aunque también hacían un poco de paripé (en mi colegio) NO ERA LO MISMO. En serio, ni siquiera en la universidad va a ser así y a mi eso me frustra. Igual que me frustraba esa pedazo de cafetería que teníais en el cole. En serio ¿Esos sofás? ¿esas pedazo tazas de café? Y yo diciendo que la comida que había en mi colegio era buena, pues ya ves tú que diferencias.

Típico que te pillan desprevenido y sin posar

Uno de los momentos más bonitos ¿o no?

Por no hablar de las casas. QUÉ CASAS. Quiero ser millonaria, aunque mi abuelo haga chanchullos al más puro estilo Marbella (porque sí, lo de Caleb Nichols era un Caso Malaya chic, muy chic, pero sí, a tope con la recalificación de terrenos, que si soborno por aquí, por allá… y la Pantoja ¿quien era? Julie Cooper-Nichols, joder, es qué menudas diferencias. Esa era una arpía con todas las de la ley, más lista que el hambre. La leche, que se hace madame ¡y aquí no pasa nada!

ÑAM

Total, que me encuentro aquí escuchando todos los Mix de The OC, pensando que aparte de las piscinas, la pasta, el sol, el comer tortitas y chino a todas horas y tener cuerpos esbeltísimos sin pisar gimnasio alguno y tal no ha sido, ni de lejos, el peor de los males de esa serie porque, como todos sabemos, ha sido Seth Cohen. Desde que conocí a Seth Cohen he sido incapaz de enamorarme (mentira, me enamoro tres o diecisiete veces al día). Aunque, a decir verdad, hace un tiempo hablaba con un amigo sobre el hecho de que Seth hubiera sido novio perfecto para la adolescencia. Además, que cuando la serie terminó, a efectos, tenía 19, y ya, para una, empieza a ser bastante pipiolillo (otra razón por la que arruina mi vida, claro). Es que ese chico lo tenía todo, guapo, simpático, muy gracioso, muy inteligente, un payaso pero a mi hay algo que me tiene encantada de Seth Cohen (no es el Captain Oats) y no es, precisamente, Seth; sus padres: ¿Son o no son los mejores padres del mundo? (obviemos esa mierda de trama de la alcohólica de Kirsten, porque sigo pensando que en Estados Unidos son unos ‘sageraos’ con estos temas, ¿quién no se pone un poco ‘chispillas’ de vez en cuando? y venga, a dejarse la herencia del abuelo y un riñón en el Rehab. A ver, todos sabemos que eso de los retiros espirituales son unas vacaciones y punto. No me fastidies, que aquello era un Resort de lujo no, lo siguiente. Así yo también me emborracho.

TODOS LO HEMOS PENSADO

Y hablando de emborracharse y petacas: Marissa Cooper. Qué paquete te tengo todavía. A ti y a Mischa Barton por fastidiar la serie. Pero a Marissa Cooper más. Todo el día quejándose. PLASTA, QUE ERES UNA PLASTA. Su padre se lía con una veinteañera (¿quién se creyó que la hermana de Kirsten, la de verdad, no la pelirroja aquella que fue del todo irrelevante a pesar de que se liase con Ryan, tenía veintitantos?), y se van a vivir a UN BARCO CHAVALES, UN BARCO. ¿No os decía que nací en el lugar equivocado? Pues eso, que si tu madre es una trepa and you know it, que se ha liado con tu ex menor de edad, que luego resulta que acaba siendo gay; ya sabéis, lo típico. Total que como es una destroyer de la life, se vuelve una chunga de cuidado, y se lía con el chico de Chino, que en realidad es más inofensivo que un plato de macarrones. Como no tiene suficiente le calienta al hermano, que ese un pelín más peligroso ya es; y él le acaba intentando ‘forzar’ que se dice ahora, en plan eufemismo… llamadme de todo por el comentario machista, pero no era normal lo de esta tía. Y menos lo de mi beloved Summer Roberts que, aparte de tener un nombre precioso, era más maja que las pesetas. Aunque en la primera temporada (si os da por hacer maratón de la serie un día de estos) es más petarda que Chabeli Iglesias, pero

¿A que ni habéis pensado en ella? PESADA

bueno, se gana nuestros corazones. Es un solete (jaja ¿habéis visto? solete-Summer, jaja…MATADME POR ESTA RESACA). A todo esto, si empezáis a escalar en el árbol genealógico de este pueblo endogámico os daréis cuenta de que Kiki y Marissa son HERMANASTRAS, y Kaitlin también; tiene una hermanastra de 15 años. La madre del cordero que turbio todo.
Si la volvéis a ver, por cierto, fijaos en lo hortera que vestían, ellas, más que ellos, y sobre todo en la primera temporada. De Ryan ni quiero hablar porque me parece un sinsorga que si Teresa, Marissa, ay que tengo un hijo (porque sí, tenía un hijo y todos lo sabéis y recordáis aquella escena y me joribia ese cabo sin atar una

barbaridad y media), ay que me vuelvo a Chino, que la vida en Newport Beach es too snob for me, que a mi lo que me gusta es el pico y la pala… ya, un coj*n de Mahoma, que en cuanto te hablan de ser arquitecto (que claro, menuda casualidad que adoptan al chaval y es cuasisuperdotado) y le dicen de ir  a Berkeley le hacen los ojos chiribitas y todo el rollo. Y con lo cara que está la universidad en ‘los states’.

Por último me gustaría hacer una especial mención a Volchok-CuerpoPerfecto-Tequeremos. Así, sin más.

Y como me quedan demasiadas cosas que decir… quiero poner uno de mis vídeos [MOMENTO MOÑAS ALERT] favoritos de la serie. Hasta la canción es perfecta:

Acknowledge me now, or lose me forever’ 

Y los últimos 7 minutos de la serie, que no se a vosotros, pero a mi me siguen emocionando. Muchísimo:

Anuncios
Comments
5 Responses to “The OC, un sueño para recordar”
  1. maipollo dice:

    Ayayayayayayayayayayay!!!! Qué fuerte!, me has alegrado el día con ese video. 🙂 Para mí, es uno de los mejores momentazos de la TV. Ya he perdido la cuenta de tantas veces que lo he visto.

    Seth Cohen siempre tendrá un hueco especial in my heart. ❤
    Mi adolescencia no hubiese sido lo mismo sin esta serie.
    Joder ahora quiero verla otra vez 😉

  2. Ionbi dice:

    Gracias a The O.C (y al cambio de voz horrible de doblaje de Seth Cohen en la temporada 4) empecé a ver series en V.O.S.E.

    La serie era muy predecible, pringao se enamora de popular, popular pasa de pringao, y llega el malote con su camiseta de tirantes y la sudadera con gorra (prendas que por cierto, cada vez que “huye” a Chino vuelve a rescatar de su armario) y ayuda al pringao a conquistar a la Prom Queen. Pero entretenía, y entre ponerte a estudiar y ver adolescentes sexys…

    Momentazo a recordar, de Summer y Seth, claro:
    -¡Seth, hueles como Marissa! ¡Estás borracho!

    • Ane Fano Dadebat dice:

      A ver, toda la razón, y me da pena haber olvidado saludar a las cejas de Sandy Cohen, eran co-protagonistas. Clarísimo.
      Buenísimo el momentazo de ‘hueles a Marissa’ jajajajajaja.
      Pero sí, la serie en sí era mierder, pero molaba cantiduvi. (Ionbi, está mal que lo diga pero soy fan tuya, jajajaja).

  3. mrissa dice:

    lo mas hermoso que hay en esa serie es Marissa como te amoooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • @ImaLegarda

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • @Leodyn

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: