Workaholics, una comedia gamberra


La semana pasada volvió Workaholics con su tercera temporada, lo cual mola mucho. Soy consciente de la poca gente que ve esta serie, y por ello estoy tan encantada con Comedy Central (el canal que la emite) dado que en poco más de un año nos habrán dado ya 3 temporadas. La serie se estrenó en abril de 2011 con una temporada de 10 capítulos, volvió en septiembre con la segunda temporada (también de 10 episodios), y ahora ya tenemos una tercera entrega, fantástico.

Pero bueno, voy a explicar un poco la serie (aquí un trailer). Workaholics es una comedia protagonizada por Anders Holm, Blake Anderson y Adam DeVine. Los 3 son además guionistas de la serie y la crearon junto a Kyle Newacheck, que también ejerce de guionista y ha dirigido algunos episodios, aparte de interpretar a un personaje que sale de vez en cuando.

La serie se centra en Anders, Blake y Adam, unos chicos de veintitantos, recién salidos de la universidad, que viven juntos y trabajan en una empresa de venta por teléfono, pero lo más importante es que les encanta la fiesta, el alcohol y las drogas. Ya en el vídeo promocional de la serie lo comentan al justificar el título; “you have to have a job, so that’s the work,and then also, you’re an alcoholic” (tienes que tener un curro, eso sería trabajo, y luego también, eres un alcohólico).

Los capítulos son una locura, entre sus aventuras en el trabajo, como la lían en su casa, e incluso un pique que tienen con alumnos de instituto (con un desarrollo hilarante). Para ejemplo el primer capítulo de la nueva temporada, en la que tienen planeada una noche en casa tomando alucinógenos (la casa está pintada con dibujos raros de pintura neón y las cosas peligrosas protegidas con plástico de burbujas), pero Anders tiene que irse a un congreso de negocios de la empresa, así que Blake y Adam deciden ir al hotel con Karl (Kyle) y montar la fiesta allí (pintura neón en la habitación de hotel incluída), la cosa acaba con la jefa tomando alucinógenos y una liada parda en el hotel.

Para que os hagáis un poco de idea de la dinámica de la serie y de la locura de los personajes, podría decirse que recuerda un poco a ‘It’s Always Sunny In Philadelphia’ (aunque no me gusten las comparaciones), que además es otra en la que los protagonistas (Charlie, Dennis y Mac) fueron los creadores de la serie y son también guionistas.

Y bueno, que le deis una oportunidad, que 21 capítulos de 22 minutos se ven rápido y son realmente entretenidos. ¡Y les gustan las Tortugas Ninja!

Anuncios
Comments
One Response to “Workaholics, una comedia gamberra”
  1. Imanol Legarda Díaz-Aguado dice:

    Le tengo que dar otra oportunidad, que vi como 4 o 5 capítulos, me acuerdo del test de orina, las entradas para el partido y algo más… pero se me quedó en el limbo de las series. Prometo verla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • @Leodyn

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: